jueves, octubre 20, 2011

CLXIV

Es muy fácil respetar el cadáver del tirano de un país distante.